Los 3 pasos principales para empezar a crear un modelo 3D


 

Antes de comenzar a crear un modelo tridimensional, hay que tener bien definido el tipo de objeto que se planea diseñar, así como la finalidad que este tendrá, ya que de ello dependerá el tipo de software de modelado 3D más adecuado para efectuar su desarrollo.

No es lo mismo diseñar y modelar una turbina que un pingüino, ¿verdad?


Si quieren saber más acerca de las preguntas que se deben de hacer antes de iniciar con la creación de su modelo, los invitamos a leer nuestro artículo “LAS 3 ETAPAS CLAVE PARA CREAR UNA EXPERIENCIA EN REALIDAD AUMENTADA”

 

Dicha aseveración podrá resultar un tanto obvia, pero el objeto de plantearla va más allá de las diferencias morfológicas de ambos objetos, sino también al número de piezas que componen. Aunado a ello, la manera en la que hay que “pensar” para el desarrollo de ambos modelos, también es muy diferente.

Por ejemplo, para construir un pingüino (independientemente del realismo de este), hay que tener una visión más “artística” del proceso, como si de un modelo de plastilina se tratase. Partiendo de una esfera y moldeando esta o agregando otras figuras geométricas, a fin de obtener gradualmente la forma esperada.



Dicho proceso puede llegar a resultar en algo muy “artesanal” porque depende directamente de la práctica y del nivel de realismo o detalle que se busque para el modelo en cuestión.


Ilustración 2 Pingüino caricaturizado y pingüino realista (este último fue tomado de las
experiencias de RA de Google)


Por otra parte, en el caso de el modelado de la turbina, hay que ser más precisos en cuanto a las dimensiones de esta y del desarrollo de cada una de sus partes; no obstante, dependiendo del tipo de aplicación que se requiera, también se puede optar por una versión caricaturesca de esta.



Para el desarrollo de este tipo de modelos 3D, es pertinente contar con los planos de los objetos a forma de base.


Ilustración 4 Ejemplo de pieza mecánica con su respectivo plano, tomado de la vista superior del modelo.


El primer paso, una vez que se cuenta con los planos del objeto a crear, es realizar un dibujo simple de una de las vistas del modelo, en el software de CAD de su preferencia.




Seguido de ello hay que extruir el dibujo, es decir, generar un “cuerpo” con la forma del dibujo generado.



Posterior a ello, habrá que ir efectuando trazos y modificaciones en el “cuerpo” extruido, a fin de ir generando la forma que aparece en los planos.



El proceso es similar para todos los modelos que se deseen realizar y que compartan estas características. Refiriéndonos a objetos que puedan ser definidos por medio de medidas concretas, los cuales son más comúnmente elementos mecánicos, eléctricos o productos. Por ejemplo, motores, tornillos, tuercas, componentes electrónicos, placas PCB, muebles, etc.

En Lean Titanium, como expertos en el uso y desarrollo de soluciones tecnológicas podemos ofrecerte asesoría en la elección del software más adecuado para ti, así como apoyo en el desarrollo de los modelos tridimensionales que necesites.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es el IoT o Internet de las Cosas?

¿Qué es un servidor?